Startup y tracción | Pasos a seguir

Los proyectos de emprendimiento en esta generación busca romper esquemas y paradigmas pre-establecidos logrando así, crear nuevas formas de negocio utilizando elementos tecnológicos y una visión novedosa ante los modelos de negocio flexibles.

 

Las startups se formaron como un tipo de empresa enfocada en la innovación y en el desarrollo de nuevos productos y servicios, la mayor parte del tiempo sustentados en tecnologías de la información. Asimismo a la par de cualquier otra empresa, son una persona jurídica que a través de un ciclo productivo, trata de desarrollar su negocio para obtener un crecimiento considerable.  

 

Es así cómo podemos observar que la generación de negocios emprendedores se han formado en dos formas muy comunes:

  • La creación de nuevas empresas

  • El re-plantamiento de una empresa ya existente

 

Una de las preguntas más comunes que resuenan es sobre las principales obligaciones en temas laborales para las startups, el punto más requerido es el de contratación. Y es que no sorprende que cualquier empresa que tenga en su visión el crecimiento, deba impulsar su producción con la contratación de personal.

 

El ordenamiento laboral en un startup ha determinado distintas clasificaciones, una de ellas es definir cuál es la mejor forma de organización interna para que esta pueda brindar una producción eficiente que permita satisfacer la demanda, un error común presentado en las startups es no revisar la cadena productiva y tener muchas funciones inútiles o insuficientes que demoran o ralentizan la producción, en muchos casos la empresa trata de resolver con la contratación de mayor personal, que en ocasiones puede resultar complicado y costoso.

 

Si hay un santo grial para una startup es la tracción. Se habla mucho de ella, de su importancia… pero pocas personas realmente saben qué es o cómo conseguirla. La tracción es una métrica del progreso, de la validación en el mundo real de tu modelo de negocio y es imprescindible si buscas inversión pero ¿sabes cómo funciona y qué espera ver un inversor?

 

Métrica que muestra cómo de bien (o mal) estás llevando al mercado tu modelo de negocio y cómo está siendo aceptado éste por tus clientes.

 

Si lanzas tu producto al mercado y no hay apenas tracción, quizás sea el momento de pivotar tu modelo de negocio. Y aunque ahora mismo pienses que se trata de cuánto dinero ganas, en realidad es mucho más. Habla del “momentum” de tu startup, de cómo de bien está encajando el modelo de negocio en los clientes… y para ello la base es tener un buen producto que cubra problemas reales de tus clientes.

 

Ahora bien, la tracción no es algo únicamente necesario si buscas inversores: la tracción es importante porque demuestra que tu gran idea está realmente arraigando en tus clientes, que hay una demanda real de tu producto en el mercado… es decir, que está razonablemente validado, algo clave antes de tomar nuevas decisiones sobre el futuro de la compañía. Y para un inversor demuestra resultados, que eres algo más que un charlatán que sabe vender muy bien su idea.

 

Eso en la práctica quiere decir:

 

  • Lo que haces le importa a alguien
  • Existe un mercado
  • Existen clientes dispuestos a pagar
  • Has validado al menos un parte de tu modelo de negocio (canales de venta, producto mínimo viable… etc).
  • Eres capaz de construir un producto
  • Eres capaz de ejecutar y llevar al mercado tu modelo de negocio
  • Has conseguido subir “a bordo” a gente experimentada/referente

 

 

Consejo:

La importancia relativa de estos factores depende mucho de tu modelo de negocio. Lo que debes tener claro es que no es una métrica para impresionar, no hablamos de tu ego. Así que no sientas vergüenza por mostrar una cifra de facturación pequeña, todo es buena cifra.

 

¿CÓMO PODEMOS CONSEGUIR TRACCIÓN EN UN STARTUP?

Las mejores y más importantes formas de demostrar tracción es usando métricas de:

  1. Ventas/Monetización: mostrar rentabilidad, facturación…
  2. # Clientes/usuarios: % de crecimiento de usuarios, nuevos clientes…
  3. Referencias: empresas/usuarios “top” usan tu producto (pilotos…)
  4. Engagement/retención de clientes: Tus clientes aman lo que haces y vuelven a por más.
  5. Viralidad: El producto es tan genial que tus propios usuarios traen a nuevos usuarios
  6. Consejeros: Has conseguido interesar e involucrar a un grupo de advisors de primer nivel
  7. Medios: Tu empresa ha conseguido repercusión en medios (periódicos, tv, blogs…) o redes sociales.

 

¿Te gusta lo que has leído? Sigue descubriendo más en nuestras historias.

Acerca de InnoHub México

Somos un Venture Builder que desarrolla e invierte en empresas tecnológicas para transformar digitalmente las compañías en México y Latinoamérica. Hemos diseñado, desarrollado, invertido y escalado 5 empresas en 2 años. Nuestros inversores y alianzas estratégicas nos dan acceso a más de 1 millón de PyMEs en México. Además, estamos construyendo la más grande plataforma digital de emprendimiento, que busca constantemente nuevo talento y promueve un desarrollo económico sustentable en la región.