Big DATA & Smart Cities

Una ciudad inteligente o Smart City es lo que el futuro cercano nos está tratando de acostumbrar a tener, procesos mecanizados conectados al internet de las cosas de la mano del Big Data.

El Big Data a grandes rasgos no es más que la recolección y el análisis pormenorizado de grandes colecciones de datos. Un ejemplo muy sencillo son las múltiples herramientas sociales que permiten a los departamentos de recursos humanos obtener informes detallados sobre la actividad en redes sociales de los candidatos, pudiendo analizar así de una forma más estricta el perfil de estas personas antes de incorporarlas a una organización.

 

Actualmente, sólo el 1% de todas las herramientas, productos o servicios inventados están conectados a Internet. ¡1%!, y vivimos en una sociedad cada vez más enganchada a la red, donde gran parte de nuestros antiguos valores sociales han ido desapareciendo.

 

Imagina cómo será el futuro, y si no somos capaces de hacerlo no nos preocupemos, porque las grandes multinacionales del mundo de la tecnología ya lo han hecho, y por ello han invertido miles de millones de dólares en este futuro modelo de negocio.

 

Otro ejemplo sencillo lo encontramos en los múltiples servicios de Internet que utilizamos a diario. Estos generan un perfil detallado de cada usuario que accede a sus productos, lo que posibilita, mediante un análisis previo, la creación de servicios más “inteligentes” que suministren información a los usuarios en base a esos parámetros recolectados. Un caso práctico: obtener las ubicaciones que hacemos de lunes a viernes y recibir en nuestro teléfono móvil una alerta con rutas alternativas más eficientes.

 

Podemos estar seguros de que si la próxima transformación digital pasa por nuestros propios hogares, estos tienen que encontrarse en ciudades inteligentes, es ahí donde entran en juego las Smart Cities, un concepto tan innovador como extremadamente necesario en el futuro, y que debería preocupar y mucho a nuestros gobiernos.

 

¿Qué convierte a una ciudad eficiente en una verdadera Smart City?

 

La diferencia es tan importante como sutil. Y la razón principal se apoya, como no, en el Internet de las Cosas. Cuando hablamos de una ciudad inteligente estamos describiendo un entorno urbano capaz de responder a las necesidades de sus habitantes de forma adecuada en tiempo y forma. Para ello, la ciudad ha de tener una forma de “sentir” las necesidades de estos. Los ojos y oídos de una Smart City son sensores; y el cerebro son los ciudadanos. ¿Y cómo son los nervios de este “organismo”? Sin duda alguna, la información de este sistema es el Big Data.

 

Conocemos como Big Data a esa cantidad masiva de datos demasiado grande para poder ser procesada por las aplicaciones informáticas tradicionales. Para poder trabajar con un flujo tan vasto de datos hacen falta técnicas y tecnologías dedicadas exclusivamente a su procesamiento. Esto permite obtener resultados del todo imposibles para rangos de información más pequeños en número. Por ejemplo, gracias al análisis de este Big Data podemos encontrar asociaciones de datos que no habíamos percibido optimizando estrategias se acción.

 

InsAIte, la plataforma de Gesta Labs, se basa en los datos históricos de ventas para construir modelos complejos capaces de predecir los picos de demanda y consumo en industrias que tienen una alta variedad de SKU´s, como la de alimentos y bebidas, por ejemplo; y es capaz de arrojar los resultados por producto, tienda, por fecha, etcétera, de tal manera que sus clientes tienen la información predictiva suficiente para gestionar eficientemente el resto de actividades de soporte logístico que apoyan su cadena de suministro.

 

Ya son numerosas las ciudades que se han sumado a poner en valor la información que contienen. La aparición de Ciudades Inteligentes es algo que estamos viviendo ya.

 

¿Te gusta lo que has leído? Sigue descubriendo más en nuestras historias.

Acerca de InnoHub México

Somos un Venture Builder que desarrolla e invierte en empresas tecnológicas para transformar digitalmente las compañías en México y Latinoamérica. Hemos diseñado, desarrollado, invertido y escalado 5 empresas en 2 años. Nuestros inversores y alianzas estratégicas nos dan acceso a más de 1 millón de PyMEs en México. Además, estamos construyendo la más grande plataforma digital de emprendimiento, que busca constantemente nuevo talento y promueve un desarrollo económico sustentable en la región.