¿Es bueno el impacto que tiene la Inteligencia Artificial?

Además de los beneficios y desafíos económicos, la Inteligencia Artificial impactará a la sociedad de manera positiva, ya que ayuda a enfrentar los desafíos sociales que van desde la salud y la nutrición hasta la igualdad y la inclusión. Sin embargo, también está creando fallas que deberán abordarse, incluidas las consecuencias no deseadas y el mal uso.

 

Al automatizar las actividades de rutina o inseguras y aquellas propensas al error humano, la IA podría permitir a los humanos ser más productivos y trabajar y vivir de manera más segura. Un estudio que analiza Estados Unidos estima que reemplazar a los conductores humanos con vehículos autónomos más precisos podría salvar miles de vidas por año al reducir los accidentes.

 

También puede reducir la necesidad de que los humanos trabajen en entornos inseguros, como las plataformas petrolíferas marinas y las minas de carbón.

 

Varias capacidades de inteligencia artificial son especialmente relevantes. La clasificación de imágenes realizada en fotos de piel tomadas a través de una aplicación de teléfono móvil podría evaluar si los lunares son cancerosos, lo que facilita el diagnóstico en etapa temprana para las personas con acceso limitado a dermatólogos. La detección de objetos puede ayudar a las personas con discapacidades visuales a navegar e interactuar con su entorno mediante la identificación de obstáculos, como automóviles y postes de luz.

El procesamiento del lenguaje natural se podría usar para rastrear los brotes de enfermedades al monitorear y analizar mensajes de texto en los idiomas locales, las aplicaciones que se pueden implementar son incontables, el otro lado de la moneda sería si todos los creadores de inteligencia artificial lo estén haciendo para lograr un bien en la sociedad.

 

Nuestro trabajo y el de otros ha resaltado numerosos casos de uso en muchos dominios donde la IA podría aplicarse para el bien social. Para que estas intervenciones habilitadas para la IA se apliquen de manera efectiva, se deben superar varias barreras. Estos incluyen los desafíos habituales de los datos, la computación y la disponibilidad de talento que enfrenta cualquier organización que intenta aplicarla, así como los desafíos más básicos de acceso, infraestructura y recursos financieros que son particularmente agudos en lugares y comunidades remotas o con dificultades económicas.

 

En términos económicos, habrá que abordar cuestiones difíciles sobre la creciente brecha económica entre individuos, empresas, sectores e incluso países que podrían surgir como una consecuencia involuntaria del despliegue.

 

Otras áreas de preocupación incluyen el uso y mal uso de la IA . Estos van desde el uso en aplicaciones de vigilancia y militares hasta su uso en redes sociales y políticas, y donde el impacto tiene consecuencias sociales, como en los sistemas de justicia penal. También debemos considerar el potencial para los usuarios con intenciones maliciosas, incluso en áreas de ciberseguridad. Actualmente se están realizando múltiples esfuerzos de investigación para identificar las mejores prácticas y abordar dichos problemas en investigaciones académicas, sin fines de lucro y del sector privado.

 

La privacidad de los datos y el uso de la información personal también son problemas críticos que deben abordarse si AI quiere aprovechar su potencial. Europa ha abierto el camino en esta área con el Reglamento general de protección de datos, que introdujo requisitos de consentimiento más estrictos para la recopilación de datos, otorga a los usuarios el derecho a ser olvidado y el derecho a objetar, y fortalece la supervisión de las organizaciones que recopilan, controlan y procesan Datos, con importantes multas por incumplimiento.

La seguridad cibernética y las “falsificaciones profundas” que podrían manipular los resultados de las elecciones o perpetrar un fraude a gran escala también son una preocupación.

 

Los beneficios potenciales de la inteligencia artificial para las empresas y la economía, y la forma en que la tecnología aborda algunos de los desafíos sociales, deben alentar a los líderes empresariales y responsables políticos a adoptar la inteligencia artificial. Al mismo tiempo, los desafíos potenciales para la adopción, incluidos los impactos en la fuerza laboral, y otras preocupaciones sociales no pueden ser ignorados.

 

¿Te gusta lo que has leído? Sigue descubriendo más en nuestras historias.

Acerca de InnoHub México

Somos un Venture Builder que desarrolla e invierte en empresas tecnológicas para transformar digitalmente las compañías en México y Latinoamérica. Hemos diseñado, desarrollado, invertido y escalado 5 empresas en 2 años. Nuestros inversores y alianzas estratégicas nos dan acceso a más de 1 millón de PyMEs en México. Además, estamos construyendo la más grande plataforma digital de emprendimiento, que busca constantemente nuevo talento y promueve un desarrollo económico sustentable en la región.