¿Eres PyME y buscas financiamiento?

El financiamiento es la gasolina que necesita todo emprendedor para crear su idea , sobre todo, para crecer y expandir el negocio. En el caso de las pymes que, en incontables ocasiones, precisan de liquidez para abordar su actividad diaria y también para mejorar las cuenta y de este modo comenzar a tener beneficios de su compañía.

 

Por poner un ejemplo, las empresas suelen precisar de dinero para cubrir la compra de materiales, los costes de fabricación, la distribución y la promoción, pues no comenzarán a recibir ingresos hasta haber objetivo cierta ganancia y que su inversión se regrese.

 

Si se tiene suerte pues, en muchas ocasiones, los clientes apuran los plazos para abonar los pedidos adquiridos y pagan con varios meses de anticipación, lo que se conoce comúnmente como financiarse a costa de los proveedores.

 

La expansión del negocio es uno de los momentos en que más financiación se suele necesitar para comprar nuevos activos, alquilar o adquirir nuevas instalaciones y maquinaria e incluso contratar personal.

 

Tal y como lo hemos mencionado, obtener financiación es cuestión de vida o muerte para las empresas, sin ella, no puede hacer frente a los servicios o mantener la actividad empresarial.

En ocasiones, la pyme pueden continuar con la actividad pero de manera menos holgada que si contaran con ese colchón financiero. Por ejemplo, la expansión del negocio puede afrontarse sin financiación, utilizando los ingresos que van llegando a la compañía de su actividad diaria. Pero, de esta manera, esta expansión siempre se hará de manera menos rápida y audaz.

 

 

Comúnmente convertirse en líder de un nicho concreto de un mercado sólo depende de lo rápido que se realice (y financie) esa expansión, es por eso que el financiamiento es clave.

 

 

Un tercer momento clave en el que puede ser preciso acudir a la financiación externa es cuando la pyme necesitan hacer reformas o actualizar un negocio que, hasta el momento, ha funcionado bien, pero que va perdiendo dirección. Acceder a fondos para renovar un local, comprar nuevas herramientas, rediseñar una web o, incluso, contratar una campaña de publicidad en redes sociales, pueden ayudar a reflotar un negocio bien diseñado pero que comenzaba a estar desactualizado.

 

Sin embargo, se produce una paradoja en donde es muy difícil acceder a esa financiación que es tan necesaria para las compañías en todos estos momentos y especialmente para las pymes y autónomos. Los bancos, tradicionales financiadores de la economía real, exigen muchos requisitos a las compañías para concederles un préstamo (especialmente a las pymes y autónomos); mientras que es preciso contar con un tamaño importante para acceder a los mercados de capitales y emitir títulos de deuda o salir a cotizar.

Aun así, que sea difícil y, en ocasiones, farragoso, no quiere decir que sea imposible. Proyectos como LendInc sirven para favorecer la llegada de liquidez a los autónomos y medianas y pequeñas compañías. LendInc facilita el acceso a la vía para conceder un aval y así poder conseguir financiación para PyMES.

 

¿Te gusta lo que has leído? Sigue descubriendo más en nuestras historias.

 

 

Acerca de InnoHub México

Somos un Venture Builder que desarrolla e invierte en empresas tecnológicas para transformar digitalmente las compañías en México y Latinoamérica. Hemos diseñado, desarrollado, invertido y escalado 5 empresas en 2 años. Nuestros inversores y alianzas estratégicas nos dan acceso a más de 1 millón de PyMEs en México. Además, estamos construyendo la más grande plataforma digital de emprendimiento, que busca constantemente nuevo talento y promueve un desarrollo económico sustentable en la región.